Paneles solares

El desarrollo de tecnologías de energías renovables asequibles, inagotables y limpias como la energía solar, la hidroeléctrica y la eólica generará beneficios a largo plazo. Estas energías aumentarán la seguridad energética de los países gracias a la confianza en un recurso autóctono, inagotable y en su mayor parte independiente de las importaciones, mejorarán la sostenibilidad, reducirán la contaminación, disminuirán los costes de mitigación del cambio climático y mantendrán los precios de los combustibles fósiles más bajos que de cualquier otra forma.

Los paneles fotovoltaicos solo requieren luz del sol (no luz del sol directa) a fin de producir electricidad. Esto significa que no son efectivos únicamente en los meses de verano, sino a lo largo de todo el año, incluso en los días nublados. El sol es una fuente de energía ilimitada y gratuita que está disponible en todas partes.

Los paneles solares fotovoltaicos producen energía eléctrica con corriente continua a base de la energía solar. Los módulos tienen una vida útil de 25 a 30 años.

En las células de silicio se transforma la energía de los fotones de los rayos solares en energía eléctrica.

Las placas fotovoltaicas no tienen partes móviles y por ello no necesitan mantenimiento.